Propósito

Nuestro propósito es aportar calidad de vida a las personas mayores, valor al envejecimiento y confianza en la familia.

Queremos que la persona mayor se sienta reconocida y apreciada, y que pueda desarrollar su programa de vida mediante la personalización de los cuidados diarios, la individualización de terapias y la participación en las actividades cotidianas. Para ello, contamos con la valiosa aportación de las propias personas mayores, el equipo de profesionales, la familia y los voluntarios.

Deseamos ser un centro de referencia en atención a personas mayores que muestre la importancia que tienen en la sociedad. Queremos distinguirnos por la implicación en la vida activa de las personas residentes y usuarias, y por el respeto, la calidez y la profesionalidad en los cuidados. Nuestro reto es conseguir que ejerciten sus capacidades y muestren una imagen positiva del proceso de envejecimiento.

Apostamos por la seguridad, pero también por la no sujeción.

Creemos en la dignidad de la persona, en su singularidad e intimidad en todas las etapas y circunstancias de su vida.

Las personas mayores realizan una aportación fundamental a la sociedad, sea cual sea su estado cognoscitivo, funcional o emocional.

La calidad y calidez en el cuidado de las personas y del centro generan actitudes positivas y bienestar.

Creemos en las personas y en el cuidado de las personas que cuidan a personas.

Y todo ello lo queremos hacer con transparencia, con respeto a la ética.

Nuestros valores se inspiran en el humanismo cristiano, que incluyen la tolerancia y el respeto a todas las personas.

Solicita una visita