Nuestra metodología

La Residencia y Centro de Día Monteparís Mayores pretenden ser lo más parecido a un hogar, en el que la persona mayor se sienta como en casa y pueda recibir, además, la atención, compañía, intervención y cuidados específicos que necesite en el momento del ingreso y en el futuro para mantener la mejor calidad de vida posible.

Deseamos ser un centro de referencia en atención a personas que muestre la importancia que tienen en la sociedad. Las personas mayores realizan una aportación fundamental a la sociedad sea cual sea su estado cognitivo, funcional, social o emocional. Queremos distinguirnos por la implicación en la vida activa de las personas mayores, y por el respeto, la calidez y la profesionalización de los cuidados. La calidad y calidez en el cuidado de las personas y del centro generan actitudes positivas y bienestar.

Creemos en la dignidad de la persona, en su singularidad e intimidad en todas las etapas y circunstancias de su vida.
Creemos en las personas y en el cuidado de las personas que cuidan de personas. Apostamos por la trasparencia y el respeto a la ética. Nuestros valores se inspiran en el humanismo cristiano.

Objetivo

Objetivo general:
Ofrecer una atención integral a la persona mayor, respetando su dignidad y derechos y acompañando su proyecto vital.

Objetivo específicos:

  1. Frenar o prevenir el incremento de la dependencia a través de la potenciación y rehabilitación de las capacidades físicas cognitivas, funcionales y sociales. Reduciendo el impacto tanto directo como indirecto de la enfermedad, discapacidad o dependencia.
  2. Recuperar y/o mantener el mayor grado de independencia y autonomía personal.
  3. Mejorar o mantener el estado de salud con una actitud preventiva, mediante el desarrollo de programas sanitarios.
  4. Promover habilidades y competencias para una mejor calidad de vida, confort y bienestar.
  5. Desarrollar la autoestima y favorecer un estado psicoafectivo adecuado.
  6. Facilitar un entorno que favorezca las relaciones y la integración social.
  7. Ofrecer apoyo, información y asesoramiento a las familias.

Modelo de atención

El modelo de atención de referencia es el modelo de Atención Centrada en la Persona.

Este modelo, asume como punto de partida que las personas mayores merecen ser tratadas con igual consideración y respeto que cualquier otra, desde el reconocimiento de que todas las personas presentan igual dignidad.

El modelo de atención centrada en la persona tiene como objetivo: Favorecer el papel activo de la persona para mantener el control sobre su vida y actividades.

La atención e intervención se lleva a cabo, de manera multidisciplinar, por todos los profesionales del centro.

Nuestro reto es facilitar, que todas las personas mayores ejerciten sus capacidades y mostrar una imagen positiva del envejecimiento. Apostamos por la seguridad, libre de sujeciones físicas y con racionalización de las sujeciones químicas.

Cuidado sin sujeciones

La importancia del cuidado sin sujeciones viene determinada porque su uso afecta a algunos derechos fundamentales de la persona, como la libertad y a algunos de los principios y valores básicos como la dignidad, la autonomía, la autoestima y el bienestar personal.

Además, el uso de sujeciones genera consecuencias negativas tanto a nivel físico como psicológico.

Desde la Residencia y Centro de Día Monteparís mayores queremos respetar al máximo la dignidad de la persona garantizando seguridad. Para ello contamos con:

– Sistemas de seguridad pasiva
(sistema Helpnex, circuito videocámaras), adaptaciones ambientales y organizativas que no afectan a la integridad de las personas, sino que facilitan su autonomía y deambulación segura.

– Formación, sensibilización, seguimiento y evaluación externa de la Fundación Cuidados Dignos y su programa Libera Care.

– Intervención con Terapias no farmacológicas.

Programa de intervención

El programa de intervención consta de tres partes: Valoración, Intervención y Evaluación.

  1. Valoración
    Todos los profesionales (médico, enfermería, trabajo social, psicología, fisioterapia, terapia ocupacional, técnicos de cuidados) realizan una valoración de la persona mayor y con los resultados de esta valoración se realiza el Plan de Atención Individualizada en el que se fijan junto a la persona mayor y/o la familia los objetivos que se quieren conseguir desde cada área y objetivos comunes. El Plan de Atención Individualizada se actualiza cada seis meses.
  2. Intervención
    Las intervenciones pueden ir dirigidas a las personas mayores, las familias y los profesionales. Se llevan a cabo de manera grupal o individual. Cada profesional diseña su Programa de Actividades en las que se tiene en cuenta el perfil físico, cognitivo funcional y social de la persona y sus gustos y preferencias para que las actividades sean lo más personalizadas posibles y significativas. Con la información recogida a través de la Historia de Vida, trabajaremos junto con la persona mayor y la familia el Plan de Atención y vida, un documento que recoge información sobre las preferencias de cada persona en el cuidado diario y marca objetivos, metas, deseos y sueños personales.
  3. Evaluación
    La evaluación se realizará a través de una encuesta de satisfacción con el fin de conocer la opinión y grado de satisfacción tanto de la persona como de los familiares y grado de satisfacción con el Centro, el trato recibido y los servicios que prestan. Las actividades se evaluarán de manera semestral a través de indicadores como la participación y la valoración de las personas que participan en ellas.

Comunicación

Apostamos por un sistema de comunicación fluido y transparente. Existen diferentes canales de comunicación recíproca y seguimiento con las familias.

Se realizará difusión de las actividades e intervenciones realizadas en el Centro a través de web o RRSS, newsletter mensual con actividades, artículos relacionados con el envejecimiento; participación en jornadas o congresos relacionados con el envejecimiento, etc.

Voluntariado

Está previsto que la Residencia Monteparís Mayores cuente con un Programa de Voluntariado para colaborar y realizar actividades con las personas. Estas actividades se irán definiendo en torno a las necesidades que se vayan detectando. Una de las propuestas es el acompañamiento para prevenir la soledad no deseada y favorecer las relaciones intergeneracionales.

Solicita una visita